¡Loada seas Madre,
Reina en la Balesquida!.
Eres pan de los pobres,
refugio en la agonía,
auxilio en la miseria,
puerta de la Noticia,
consuelo en el dolor,
luz de bondad divina.



La mano generosa
de Doña Velasquita
aportó un hospital
para la cofradía
de "alfayates" o "xastres",
un lugar que cobija
a los menesterosos,
amparo en sus desdichas.



Virgen de la Esperanza
de los que en ti confían.
Tu venerada imagen
está en la Balesquida.
Pentecostés pasado,
el primer martes, día
de tu celebración,
te aclaman en la Villa.



Un heraldo a caballo
abre la comitiva,
dan comienzo las fiestas
que a tu honor se dedican.
Es el "Martes de Campo",
con procesión y misa,
vino y "bollu preñáu",
"Baile de Romería".



Terminado el festejo
vuelves a tu capilla
Gente y grupos folklóricos,
tras tu imagen desfilan,
laten sus corazones,
eres su "Danza Prima".
¡Loada seas Madre,
Reina en la Balesquida!.


Emma Margarita R.A.-Valdés              


Reservados todos los Derechos de Autor.
Publicado con permiso de la autora.
Prohibida su reproducción sin expreso consentimiento.
email de la autora: emmarav@teleline.es




Música: I Think Of You

Imagen: Nuestra Señora de la Esperanza
"La Balesquida"
Oviedo-Asturias (España)