He nacido por ti, para encontrarte.
En mí tu eres memoria, anhelo, eclipse,
herida luminosa.
Bajo mi velo gime la zumaya
con notas de aljamía.
Las pupilas se cubren de volcanes
contemplando tu efigie en el alcor.
Del lagar de tus labios
deseo el vino dulce del martirio.
De tu radiante faz,
el sol de mis antiguas celosías.



Percibo en mí el fluir de la existencia
que en ti se desvanece.
Odalisca del rayo
concebiré luceros de aleluyas.


Emma Margarita R.A.-Valdés         

Del libro: "Algarabía"
Editorial: Obra Social y Cultural de Cajasur.
Publicado con permiso de la Autora.
Prohibida su reproducción sin su expreso consentimiento.
email de la Autora: emmarav@teleline.es




    Palabras de origen árabe y hebreo utilizadas
    en el texto.

    Alcor: Colina o collado.
    Aljamía: Nombre que daban los moros a las lenguas de los
    cristianos peninsulares.





Música: Sabria (Líbano)