Tengo un jardín primoroso
y en él una Virgen bella
y arracímase a sus plantas un manojo
de olorosas azucenas.



Tengo un jardín...
¿ Por qué será que florece
en diciembre mi jardín?



Rosas y nieve.
Nieve y rosas...
y jazmín...



y la brasa del clavel
es manchón de roja sangre
en la nieve deslumbrante.
En mi jardín.



¿ Por qué será que florece
en diciembre mi jardín?
Dímelo, diciembre pálido,
con ritornello de salmo
y aroma de taronjil.



¿ Por qué será que florece
en diciembre mi jardín?



Azucenas y azucenas.
Rosas blancas...
estrellas... estrellas...
¡Oh!, ¡cuántas estrellas!



Un Arcángel.. unas palabras...
campanitas de cristal en la ventana;
y en un búcaro una rosa;
y en sus pétalos escrito: ¡Inmaculada !



En los cielos más azules
los querubes tocan flautas.


P. Jesús Martí Ballester           

Del libro: "Oblación carmesí"
Reservados todos los Derechos.
Publicado con permiso del autor.
Prohibida su reproducción sin expreso consentimiento.
email del autor: jmarti@ciberia.es




Música: Un mundo nuevo.