Mi Virgen de Luján, Reina del cielo,
contemplas el humano desvarío
y lágrimas de luto en el vacío
derramas, con gran pena y desconsuelo.



Ves la patria sumida en llanto y duelo,
por ambición de corazón baldío,
en hambre, en soledad, dolor sombrío
de tus hijos, que habitan este suelo.



Madre de Amor, remanso de esperanza,
me postro ante tus plantas bendiciendo
tu santo nombre en canto de alabanza.



A ti, mi Reina y Madre, me encomiendo,
unida a mis hermanos. Mi confianza
es que en tu amor triunfemos renaciendo.


Angie Ayllen Flores                
Argentina, octubre de 2002

Del libro: "Sentimientos en soledad"
I.S.B.N.: 98743-5728-2  Edición 2003
Prohibida su reproducción sin autorización expresa.
Reservados todos los Derechos de Autor.
email de la autora: ayllen_2000@yahoo.com

Música: Estamos en tus manos, María.

Imagen: Original de Nuestra Señora de Luján.
Patrona de la República Argentina