Y es rezar -¡qué rezar!- decir: "te quiero",
y lo es -¿no lo iba a ser?- decir: "me pesa";
y el "quiero ver" del ciego,
y el "límpiame" angustioso de la lepra;
las lágrimas sin verbo de la viuda;
y el "no hay vino" en Caná de Galilea.



Y es oración, con la cabeza gacha,
después de un desamor, gemir: "¡qué pena!".



Cualquier sincero suspirar del alma,
cualquier contarle a Dios nuestras tristezas,
cualquier poner en Él nuestra confianza,
-y esta vida está llena de "cualquieras"-
todo tierno decir a nuestro Padre,
todo es rezar...¡Y hay gente que no reza...!


P. José Luis Carreño Etxeandia       
(Salesiano Don Bosco)


Reservados todos los Derechos de Autor.

 







Música: Tú eres la Palabra.

Pinturas originales:
Rezo en familia - (Apóstoles del Amor Infinito)
Tiempo de Poesía agradece su gentileza.