Delegado de Cristo, indefectible;
Maestro en la Verdad, irrefutable;
Legislador y Juez, inapelable;
Doctor Universal, indiscutible.

Definidor, ex cathedra, infalible;
en tus privados juicios, admirable;
frente al Poder tiránico, indomable;
contra el relapso en el error, terrible.

Padre Santo, Pastor de los pastores,
Oráculo de Dios, Cetro y Cayado,
"Blanca Luz" entre rojos resplandores.

"Tú eres Pedro", el Pontífice, el Primado:
¡Varón justo de todos los dolores
en la Cruz del Amor crucificado!


Martín Garrido Hernando       






Música: Sobre ti edificaré mi Iglesia.