Necesito de Ti
como del aire,
que si Tú, Dios, no fueras
hubiera de inventarte.



¿Pero cómo crearte, si no sé
pensar sin Ti? Nada puedo
en los límites de mi nada.



Necesito hacerme río
para adivinar la fuente;
convertirme en encina
para conocer el calor y el frío.



Necesito hacerme criatura
para llegarme a Ti.
Y respirarte, Dios,
para saberme hombre.



Necesito de Ti
como del aire,
que si Tú, Dios, no fueras
hubiera de inventarte.


Jesús Martínez García           

Del libro: "Juegos escondidos".
Reservados todos los Derechos.
Publicado con permiso del autor.
Prohibida su reproducción sin su expreso consentimiento.
email del autor: jes.martinez@terra.es


 


Música: Recuerdos