Te taparon los ojos
y se fueron.
Te dejaron crucificado.



Te dejaron pintado
sin carne, sin velos, sin alma
en arte abstracto.
No te veo.



A Ti
que eres lo más concreto,
aunque necesite encontrarte
en el arte de los velos.



Te dejaron pintado sin arte,
sin pintarte,
porque no te vieron.



Quiero mirarte,
grabar a fuego
tu cuerpo, de ojos lleno,
en mi carne.
Y no olvidarte.



Mírame, te lo ruego,
no te olvides de mis ojos
ni un instante.



Y no dejarme
cuando abandone estos velos.
Que yo dejar de mirarte no puedo,
que Tú mis ojos pintaste.


Jesús Martínez García       

Del libro: "Juegos escondidos".
Reservados todos los Derechos.
Publicado con permiso del autor.
Prohibida su reproducción sin su expreso consentimiento.
email del autor: jes.martinez@terra.es





Música: Erev Shel Shoshanim